Bruselas y Washington ultiman nuevas sanciones contra Bielorrusia

 Bruselas y Washington ultiman nuevas sanciones contra Bielorrusia

La presidenta de la Comisión Europea anunció desde la Casa Blanca, tras reunirse con Joe Biden, que se impondrán «la próxima semana» por considerar un «ataque híbrido» el envío de migrantes a la frontera con Polonia.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, anunció este miércoles (10.11.2021) que la Unión Europea impondrá nuevas sanciones contra Bielorrusia «la próxima semana» por la situación en la frontera con Polonia. «Ampliaremos nuestras sanciones contra Bielorrusia muy rápido», dijo Von der Leyen en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca, después de reunirse con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Von der Leyen aseguró que había hablado con Biden de la crisis entre Polonia y Bielorrusia, y que ambos comparten la conclusión de que «este es un ataque híbrido de un régimen autoritario para tratar de desestabilizar a sus vecinos democráticos, y de que no tendrá éxito «. Von der Leyen aseguró, además, que por lo que le informó Biden, «Estados Unidos tendrá en efecto sanciones a principios de diciembre» también por el mismo tema.

Los refugiados se encuentran ahora en tierra de nadie, ya que Polonia aprobó medidas que permiten la expulsión por la fuerza de los inmigrantes irregulares mientras Minsk derogó el acuerdo de readmisión con la UE. El bloque analiza la posibilidad de sancionar a las aerolíneas de terceros países que transportan esos migrantes hacia Bielorrusia. También destacaron la necesidad de que «las agencias de Naciones Unidas tengan acceso a los migrantes en Bielorrusia, en esa situación tan, tan difícil en la que están esas personas inocentes».

Desde Naciones Unidas, Michelle Bachelet calificó la situación de «intolerable». «Pido a los Estados involucrados que tomen medidas inmediatas para reducir la tensión y resolver esta situación intolerable conforme a sus obligaciones bajo el derecho internacional y de refugiados», señaló la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos mediante un comunicado emitido por su oficina en Ginebra.

En su reunión con Biden, Von der Leyen describió la crisis entre Polonia y Bielorrusia como «un desafío a toda la Unión Europea» y negó que se trate de una «crisis migratoria», sino que, aseguró, es un intento de «instrumentalizar a los migrantes» para mermar a los países europeos. El gobierno ucraniano, por su parte, anunció que duplicará el número de guardias fronterizos ante el temor de que el problema se extienda.

Grupo Metro

Related post