Dieta vegetariana en niños: ventajas y desventajas

 Dieta vegetariana en niños: ventajas y desventajas

Si tu hijo decidió llevar una dieta vegetariana, debes saber cómo hacerlo correctamente y los beneficios y desventajas a los que hay que atenerse.

La Sociedad Argentina de Pediatría señala que, con el auge del vegetarianismo en la población, el uso de la dieta vegetariana en niños también se ha incrementado. Las razones pueden ser de salud, económicas, respeto a los animales o religiosas, entre otras.

En cualquier caso, es importante que los padres tengan en cuenta tanto el tipo de dieta como la edad del niño, para evitar desequilibrios nutricionales.

En este sentido, diferentes sociedades de pediatría en el mundo sugieren que se avoquen los esfuerzos a orientar y educar sobre los cuidados, vigilancia y controles que se deben tener en este tipo de abordajes nutricionales a corta edad.

Impacto de una dieta vegetariana en niños
Para evaluar el impacto de las dietas vegetarianas en los niños se deben considerar las distintas modalidades. La inclusión o no de alimentos de origen animal afecta el aporte de ciertos nutrientes necesarios, entre los que encontramos los siguientes:

Ovolactovegetarianos: les está permitido consumir huevo, leche y lácteos.

Lactovegetarianos: pueden consumir leche y derivados lácteos.
Ovovegetarianos: solo se les permite huevo y derivados como alimentos de origen animal.
Vegetarianos estrictos o veganos: incluyen solo alimentos de origen vegetal. Otros más estrictos son los crudívoros y los fructarianos.
Las formas menos estrictas de vegetarianos incluyen eventualmente alimentos de origen animal, como carnes, pollos y pescados. Estos son los semivegetarianos y los flexivegetarianos.

La Academia Americana de Pediatría comenta que, a pesar de las pocas evidencias sobre el crecimiento de los niños con dieta vegetariana, el pediatra debe valorar el tipo de modalidad que los padres le plantean. Así, entre más rigurosa es la dieta, más vulnerable será el infante a las deficiencias nutricionales.

Un estudio de la Sociedad de Pediatría de Canadá reveló que un 2 % de los jóvenes estadounidenses entre 6 y 17 años llevan dietas vegetarianas. El equipo de especialistas concluyó que, una buena planificación y atención a ciertos nutrientes específicos, permite mantener una dieta saludable para cualquier etapa del crecimiento.

Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Alemana de Nutrición no recomiendan las dietas vegetarianas estrictas durante la infancia.

Plato vegetariano.

Ventajas de la dieta vegetariana en niños
En la revista The American Dietetic Association refieren que existe una relación positiva entre la dieta vegana y la salud a corto y mediano plazo. Veamos cuáles son sus ventajas.

Control del colesterol
Un estudio llevado a cabo por McCarty confirmó que las proteínas vegetales, como la de la soja, promueven mecanismos que regulan la síntesis de colesterol y los receptores del LDL o colesterol malo.

Por esto, los niños vegetarianos tienen bajos valores de colesterol total en la sangre. Además, poseen un peso más saludable para la estatura que los niños con dieta variada.

Puede aumentar la longevidad
Una revisión sobre vegetarianismo en niños concluyó que una alimentación saludable a temprana edad puede aumentar la expectativa de vida al prevenir ciertas enfermedades.

Además, los vegetarianos adoptan con el tiempo mejores estilos de vida, como no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas, aumentar el ejercicio físico y comer de manera moderada.

Prevención de enfermedades crónicas
Leitzman enfatiza que las dietas vegetarianas son de gran beneficio en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades que tienen su origen en la infancia, como las cardiovasculares, la diabetes, la hipertensión, la enfermedad diverticular, la obesidad, la osteoporosis, la artritis reumatoide y ciertos tipos de cáncer.

Asociaciones de expertos también coinciden en que las dietas vegetarianas desde la niñez pueden disminuir el índice de masa corporal, la tasa de mortalidad por patología cardíaca y los niveles de colesterol.

Fuente de fitoquímicos

La Guía de Alimentación y Nutrición de Roberta Larson destaca que los vegetales son la principal fuente de compuestos bioactivos o fitoquímicos con reconocido beneficio para la salud, tales como los betacarotenos, las antocianinas, los polifenoles, la vitamina C y la fibra.

Por lo tanto, cuando los niños consumen una dieta vegetariana también ingieren alimentos funcionales que son preventivos de enfermedades en la edad adulta.

Puede formar parte de las dietas saludables
La dieta vegetariana en niños aporta fibra, carbohidratos complejos, folatos, carotenoides, vitaminas y minerales necesarios para el organismo. Mientras que los vegetarianos estrictos disminuyen la ingesta de grasa saturada, colesterol y proteínas de origen animal, relacionadas al desarrollo de enfermedades.

Tal como lo explica el Acta Pediátrica de México, las frutas y verduras son frecuentes en todas las preparaciones vegetarianas y entran dentro de las recomendaciones internacionales para mantener buena salud a lo largo de la vida.

Sin embargo, diferentes sociedades científicas y academias de nutrición y dietética insisten en que la dieta vegetariana en niños debe ser bien planificada para cubrir sus requerimientos, incluyendo a los adolescentes.

Beneficio medioambiental
Además de los beneficios a la salud, la revista Public Health Nutrition concluyó que, cuando la carne se sustituye por frijoles, se reduce de manera significativa el impacto ambiental en todo el mundo.

Según el equipo de expertos, para producir 1 kilogramo de proteína a base de frijoles se necesita 10 veces menos agua, 18 veces menos tierra, 12 veces menos fertilizante, 10 veces menos pesticida y 9 veces menos combustible que para 1 kilogramo de proteína a partir de la carne de res. Además, la carne roja genera de 5 a 6 veces más desechos que las carnes blancas y los huevos.

Desventajas de la dieta vegetariana en niños
Cuando la dieta vegetariana no es controlada se pueden presentar algunas deficiencias o excesos de cuidado. Veamos en detalle.

Exceso de consumo de energía
En las dietas ovolactovegetarianas la energía que se consume proviene de la grasa saturada contenida en huevos, leche entera y derivados lácteos. Los cereales refinados y derivados, como tortillas, pastas, panes y arroz, entre otros, también aportan muchas calorías a partir del almidón.

Poca capacidad gástrica
La capacidad volumétrica del estómago de los niños es limitada. En las dietas vegetarianas estrictas se requiere una gran cantidad de alimentos de baja densidad energética para cubrir los requerimientos.

Truesdell y Acosta indican que, si no está bien planificada, la dieta vegetariana en niños puede acarrear deficiencias de nutrientes que afectan el crecimiento.

Excesos en la dieta vegana
La dieta vegetariana estricta puede mantener la buena salud de los adultos, pero no siempre la de los niños. Por ejemplo, en una revisión, Janet Hunt señala que el consumo excesivo de fibra puede elevarse al doble de lo recomendado para la infancia.

Esto ocasiona que algunos minerales, como el hierro y el zinc, indispensables para el crecimiento, sean atrapados por la fibra y se obstaculice su absorción.

Tal como lo explica Zuñiga, un efecto similar al de la fibra se presenta con los fitatos, un tipo de sal que almacena fósforo en los vegetales. Este atrapa y evita la absorción de micronutrientes esenciales, como zinc, calcio y magnesio.

Por otro lado, las proteínas de las dietas veganas son de menor calidad y menos biodisponibles que las de origen animal. Al igual que los minerales, la vitamina A, la vitamina D y la vitamina B12.

Niño no acepta dieta vegetariana.

Puede afectar los indicadores antropómetricos
Algunos estudios muestran que los niños vegetarianos menores de 5 años tienen indicadores antropométricos (peso y talla) por debajo del promedio de la población general.

Consejos para evitar carencias nutricionales
La Asociación Española de Pediatría ha dictado una serie de recomendaciones para evitar las carencias nutricionales en niños que consumen dietas vegetarianas, además de informar a los padres de los nutrientes que deben complementar.

Algunos consejos son los siguientes:

Acudir al pediatra para que evalúe las condiciones generales del niño y determine la conveniencia o no de la dieta vegetariana.
Incluir una amplia variedad de alimentos proteicos de origen vegetal y combinarlos entre ellos. Por ejemplo, legumbres, frutos secos y semillas.
Se recomienda consumir los alimentos fuentes de hierro no-hemo junto con alimentos fuentes de vitamina C para aumentar su absorción.
Usar como fuente de yodo la sal yodada, algunos derivados de cereales y algas marinas.
Las dietas vegetarianas son deficientes en vitamina B12, por lo que deben ser suplementados por vía oral, al menos con una dosis semanal.
Promover el uso de cereales integrales, bebidas vegetales enriquecidas con calcio, tofu y semillas de girasol.

Consumir alimentos fortificados en vitamina D y un buen baño de sol diario.
Una dieta vegetariana en niños será adecuada siempre y cuando cumpla con las recomendaciones indicadas por los especialistas en salud. La planificación y el uso de los suplementos necesarios garantizará un buen crecimiento y desarrollo.

Grupo Metro

Related post