EEUU alerta a sus aliados sobre una posible intervención militar rusa en Ucrania

 EEUU alerta a sus aliados sobre una posible intervención militar rusa en Ucrania

La inteligencia de Estados Unidos advierte a sus aliados de que queda poco tiempo para evitar una intervención militar de Rusia en Ucrania, y les empuja a elaborar un paquete de medidas económicas y militares para disuadir a Moscú, escribe The New York Times citando a funcionarios europeos y estadounidenses.
Según estas fuentes, Rusia aún no ha decidido qué hará con las tropas concentradas cerca de Ucrania, pero EEUU se toma en serio este asunto y duda que sea un farol.
La directora de inteligencia nacional de EEUU, Avril Haines, viajó esta semana a Bruselas para compartir con diplomáticos de la OTAN los datos sobre una posible intervención militar rusa en Ucrania.
La creciente preocupación con respecto a Rusia fue supuestamente una de las amenazas a corto plazo que centraron la discusión.

Rusia ha negado en reiteradas ocasiones acumular las tropas cerca de la frontera con Ucrania. Los traslados militares dentro del territorio ruso, según el Kremlin, no amenazan a nadie ni deberían preocupar a otros países.
El presidente Vladímir Putin reiteró a mediados de noviembre que Rusia no es parte del conflicto en el este de Ucrania y calificó de «alarmistas» los informes sobre supuestos preparativos de una invasión.

Problema nuclear de Irán
Por su parte, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, advirtió que Estados Unidos barajará todas las opciones para garantizar su seguridad si las gestiones diplomáticas no ayudan a resolver el problema nuclear iraní.
«Seguimos comprometidos con una solución diplomática del problema nuclear. Pero si Irán no está dispuesto a implicarse seriamente, entonces estudiaremos todas las opciones necesarias para mantener seguro a Estados Unidos», declaró Austin al pronunciar un discurso en una sesión plenaria del Diálogo de Manama, un foro de alto nivel que se desarrolla en la capital bareiní.
El jefe del Pentágono dejó claro que Washinton mantiene su «firme compromiso» con la seguridad de Oriente Medio.
«Independientemente de lo que decida Irán, continuaremos trabajando en estrecha colaboración con nuestros socios. Irán no debe hacerse ilusiones de que puede socavar nuestras sólidas relaciones en esta región. Defenderemos a sí mismos y defenderemos nuestros intereses», afirmó.
Austin reconoció que las «las acciones de Irán en los últimos meses no han sido alentadoras, especialmente debido a la expansión de su programa nuclear», pero manifestó la confianza en que será posible revitalizar rápidamente el acuerdo nuclear con Irán si la delegación persa vuelve a las negociaciones de Viena con «una actitud constructiva».

Desde principios del pasado abril, Viena acoge reuniones de la Comisión Conjunta del PAIC encaminadas a restaurar el pacto. Hasta la fecha se han celebrado seis rondas de consultas —la última, en junio— y está previsto que las conversaciones se reanuden a finales de noviembre.

Grupo Metro

Related post