Filtran audio de Bennett en el que habla de la posible desintegración del gobierno antes de la rotación con Lapid

 Filtran audio de Bennett en el que habla de la posible desintegración del gobierno antes de la rotación con Lapid

Durante una conversación privada, el primer ministro Naftali Bennett afirmó que no espera que su actual coalición de gobierno dure hasta agosto de 2023, cuando se espera que el canciller Yair Lapid se convierta en primer ministro como parte de la rotación acordada, reveló el Canal 12 israelí.

“Estimo que la rotación no sucederá”, expresó Bennett, de acuerdo con la cadena. “Existe una posibilidad considerable de que el gobierno se disuelva entre la [aprobación del] presupuesto y el momento del cambio de poder, por varias razones”.

La cadena dijo que Bennett hizo los comentarios el mes pasado durante lo que describió como una reunión a puerta cerrada.

Al comentar sobre el reporte, la oficina de Bennett pareció confirmar los detalles, pero enfatizó que Bennett “honrará plenamente el acuerdo de rotación, como ha estado diciendo desde el principio.

“La asociación con el primer ministro suplente y el ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, se basa en la confianza mutua y la equidad”, agregó la respuesta. “Antes de la aprobación del presupuesto, que garantiza la estabilidad del gobierno, hay informes predecibles de varias citas de distintos momentos que solo se dijeron como estimaciones.

“El presupuesto se aprobará y la asociación continuará”.

Bennett también llamó a Lapid un “excelente ministro de Asuntos Exteriores” y elogió su asociación, diciendo que el máximo diplomático de Israel ha hecho “tremendos esfuerzos” para mantener la estabilidad de la coalición.

“Los informes recientes no reflejan mi posición y definitivamente no mi compromiso con este acuerdo. Nos dimos la mano”, escribió Bennett en su cuenta personal de Twitter.

Lapid dijo que habló este jueves con Bennett y descartó lo que llamó “esfuerzos transparentes” para dividirlos.

“No sucederá. Tanto el primer ministro como yo tenemos un objetivo: aprobar el presupuesto y fortalecer el gobierno”, tuiteó Lapid.

El reporte se produjo en medio de crecientes tensiones en la coalición gobernante, y un día después de que el mismo medio de comunicación publicó un audio de una aliada política cercano de Bennett, Ayelet Shaked, en el que cuestiona si su partido Yamina cumplirá la rotación que vería a Lapid asumir el cargo de primer ministro en 2023.

Las luchas internas públicas en la coalición, que está formada por partidos de derecha, de izquierda y centristas, así como por uno islamista, deben aprobar necesariamente un presupuesto de 2021 antes del 14 de noviembre.

Si el presupuesto, el primero en aprobarse en más de 3 años, no supera la fecha límite, la coalición se disolverá automáticamente, lo que llevaría a Israel a nuevas elecciones.

La coalición necesitará que todos sus legisladores estén con la voluntad para aprobar el presupuesto. Este jueves el Comité de Finanzas de la Knéset avanzó el proyecto de presupuesto para que pase a su discusión en el pleno para su segunda y tercera lectura.

En las últimas semanas, los legisladores de la coalición han expresado un optimismo cada vez mayor con respecto a sus posibilidades de aprobar un presupuesto, sin que nadie en el estrecho gobierno de 61 escaños esté interesado en otra elección, a pesar de las diversas diferencias ideológicas entre ellos.

Grupo Metro

Related post