Jefe de BP: El petróleo y el gas estarán presentes en el sector energético mundial ”durante décadas”

 Jefe de BP: El petróleo y el gas estarán presentes en el sector energético mundial ”durante décadas”

El gigante petrolero BP está comprometido con la lucha contra el cambio climático, dijo el CEO de la compañía, pero insistió en que los hidrocarburos como el petróleo y el gas tendrán un papel continuo en el mix energético durante años.

«Puede que no sea popular decir que el petróleo y el gas van a estar en el sector energético durante décadas, pero ésa es la realidad», declaró el lunes el director ejecutivo de BP, Bernard Looney, a la CNBC.
«Lo que quiero es que nos centremos en el objetivo, y me gustaría que tuviéramos menos posturas ideológicas y nos centráramos más en el objetivo, que en este caso es reducir las emisiones», expresó.

Dijo que sustituir el carbón por el gas natural, reduciendo así las emisiones de carbono, «tiene que ser algo bueno».

«Y luego, con el tiempo, descarbonizaremos ese gas natural», dijo, en declaraciones a Hadley Gamble, de CNBC, en el foro industrial de energía ADIPEC, en Abu Dhabi.

Looney, de BP, destacó que el informe «Net Zero» de la Agencia Internacional de la Energía, publicado en mayo, señalaba que, en 2050, el suministro mundial de petróleo «en la vía neta cero» seguiría siendo de unos 20 millones de barriles diarios.
«Así que cualquier persona objetiva… Va a decir que los hidrocarburos tienen un papel que desempeñar, la pregunta entonces es: ¿Qué se hace al respecto? Y se intenta producir esos hidrocarburos de la mejor manera posible», añadió Looney.

 

COP26

Los comentarios de Looney llegan tras la conclusión de la cumbre climática COP26 en Glasgow. Casi 200 países acordaron «reducir» el uso del carbón (en lugar de «eliminar», ya que China e India insistieron en el cambio de lenguaje en el último momento), así como «eliminar» las subvenciones a los combustibles fósiles y mejorar el apoyo financiero a los países de bajos ingresos.

El acuerdo tuvo una reacción mixta en los medios de comunicación mundiales y los activistas del clima dijeron que no iba lo suficientemente lejos.
Looney dijo que BP había hecho cambios drásticos para centrarse en las energías renovables, y afirmó: «No creo que nadie mire a BP con objetividad y diga que no nos estamos inclinando hacia la transición».

«Hace 12 meses teníamos menos de 10 gigavatios en renovables, hoy tenemos una cartera de más de 23 gigavatios. Hace doce meses no teníamos nada en energía eólica marina, hoy estamos en los mercados más grandes y de mayor crecimiento del mundo, en Estados Unidos y el Reino Unido, con 3,7 gigavatios. Teníamos muy poco en hidrógeno, hoy tenemos una gran asociación con Adnoc, con Masdar y BP que desarrollará el hidrógeno -azul y verde- con el tiempo», dijo.

«Así que estamos comprometidos, estamos todos en esto», añadió.

Looney dijo que los principales resultados de la cumbre de la COP26 fueron «una mayor ambición, un enfoque real sobre el metano, algo de trabajo en los mercados mundiales de carbono; creo que todo esto es muy bueno. Está claro que hay que hacer mucho más».

Los comentarios de Looney sobre el papel que deben desempeñar el petróleo y el gas en el sistema energético se hacen eco en los países ricos en petróleo (y dependientes de la exportación de energía) que asistieron a la cumbre climática de alto nivel.

El ministro de Energía de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman Al-Saud, dijo a los delegados que los esfuerzos mundiales para luchar contra el cambio climático no deberían implicar el rechazo de ninguna fuente de energía en particular.

«Es importante que reconozcamos la diversidad de soluciones climáticas… Sin ningún sesgo hacia o contra una fuente de energía en particular», dijo a los delegados.
Afirmó que la comunidad mundial debe aunar sus esfuerzos para hacer frente al cambio climático y ayudar a los países menos desarrollados «sin comprometer su trayectoria de desarrollo sostenible».

Arabia Saudí es uno de los mayores productores de petróleo del mundo, junto con Rusia y Estados Unidos, y está tratando de diversificar su economía para alejarla de la producción de petróleo. La tarea no es fácil, dado que el petróleo sigue siendo su principal exportación mundial y su base económica.

El secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, también declaró el lunes a la CNBC, al margen de la ADIPEC, que «no hay duda… El petróleo y el gas seguirán desempeñando un papel destacado en el mix energético mundial en el futuro inmediato».

Anteriormente, el director general de ENI, Claudio Descalzi, dio su opinión sobre el acuerdo de la COP26, señalando a la CNBC que los compromisos para reducir las emisiones de metano y acabar con la deforestación contribuyeron a un resultado que fue positivo, en general.

«Sé que hay gente que no está contenta con eso. Pero hay que considerar dónde poner a 196 países juntos, y tenemos brechas entre estos países, (entre) los países muy desarrollados y los no desarrollados y creo que tenemos que considerar diferentes reglas y obligaciones (para estos)», explicó.

Grupo Metro

Related post