¿Qué es un estudio transversal?

 ¿Qué es un estudio transversal?

El estudio transversal es un tipo de diseño observacional que nos permite recopilar y analizar las variables específicas en la investigación de un problema. En este artículo exploraremos qué son, cuáles son sus características y qué ventajas y desventajas tienen.

Toda investigación requiere de un plan de acción que permita obtener la información necesaria para responder al planteamiento del problema. A este plan se le conoce como diseño de investigación, entre estos destacan los diseños experimentales y los no experimentales u observacionales.

Entre los experimentales encontramos el estudio preexperimental, los cuasiexperimentos y los experimentos puros. Por otra parte, en los diseños observacionales podemos hallar el estudio transversal o transeccional y el longitudinal o evolutivo.

Los estudios transversales pertenecen a una categoría mucho más amplia de diseños de investigación, en los cuales el investigador debe visualizar de manera muy practica y concreta cómo contestará las preguntas de su investigación y cómo se acercará al cumplimiento de los objetivos de su trabajo.

¿Qué es un estudio transversal?
El estudio transversal es un tipo de diseño no experimental de investigación en el cual la recolección de datos se realiza en un solo periodo de tiempo. En este tipo de estudios, al igual que en todos los diseños observacionales, no hay una intervención sobre las variables, no se influyen, solo se observan.

analizar su incidencia e interrelación en un momento dado (Hernández-Sampieri, 2014). Por ejemplo:

Medir la actitud de estudiantes cuarto grado que perdieron los exámenes evaluativos en el último mes del calendario académico.
Medir el nivel de satisfacción laboral de los empleados de una empresa automotriz.
Indagar sobre la relación entre la atracción y la confianza durante el noviazgo en parejas de jóvenes.
Analizar qué población (hombres o mujeres) compran más ropa deportiva en una tienda en línea durante una semana.
Los estudios transversales pueden abarcar varios grupos de personas, objetos, fenómenos, eventos y situaciones. Pero siempre la recolección de los datos se realiza en un momento único. El sentido transversal de toda investigación se corresponde a una única medición en un lapso de tiempo, en el que se planea analizar las variables o la relación de asociación entre ellas (Cvetkovic-Vega et al., 2021).

Mujeres hablando sobre resultados estadísticos

Características
Una de las principales características de los estudios transversales es que se realizan en un solo momento. A diferencia de los estudios longitudinales, donde la recolección de información de datos se realiza en diferentes momentos y donde se analiza la evolución de los valores en las variables a lo largo de dicho periodo, en los estudios transeccionales no se analiza la evolución. Se trata de una instantánea en un momento concreto.

Otra característica de estos diseños es que no manipulan las variables. Al ser una variante del diseño observacional lo único que se busca es describir, correlacionar o explorar una o más variables. No se realiza nunca una manipulación de variables como en los diseños experimentales de investigación.

Los estudios transversales le permiten al investigador observar numerosas características a la vez, pero siempre en un lapso específico. Esto permite también que el estudio pueda proporcionar información sobre lo que está sucediendo en la actualidad.

Tipos de estudios transversales
Existen diferentes tipos de estudios transversales. Son los siguientes:

Estudios transversales exploratorios
Tienen como objetivo conocer una variable, o un conjunto de ellas, una comunidad, un contexto, un evento, una situación que son poco conocidos. Esta exploración inicial se lleva a cabo en un momento específico. Por lo general, se aplican a problemas de investigación nuevos (Hernández-Sampieri, 2014).

Estudios transversales descriptivos
Su finalidad es conocer más sobre la incidencia de las modalidades de una o más variables en una población y proporcionar una descripción. Son, por tanto, estudios puramente descriptivos y cuando formulan sus respectivas hipótesis, estas son también descriptivas.

Estudios transversales correlacionales
Este tipo de diseño describe la asociación entre dos o más categorías, conceptos o variables en un momento determinado. Este estudio solo se limita a establecer relaciones, sin hablar de causas y efectos.

Cómo iniciar un estudio transversal
Para iniciar un estudio transversal se pueden aplicar los siguientes cuatro pasos, según Álvarez-Hernández y Delgado-De la Mora (2015):

Plantear una pregunta de investigación y delimitar la población de estudio, escogiendo cuidadosamente la muestra de estudio mediante un riguroso muestreo.
Decidir qué variables son relevantes para la pregunta de investigación, de acuerdo con la evidencia científica publicada.
Elegir el método de medición de las variables, los procedimientos de recolección de datos y el tipo de fuentes que serán consultadas.
Seleccionar el plan de análisis de los datos obtenidos, estableciendo claramente los procedimientos estadísticos.
Ventajas y desventajas de los estudios transversales

Dentro de las ventajas de los estudios transversales podemos encontrar las siguientes (Levin, 2006):

Son relativamente económicos y lleva poco tiempo realizarlos.
Permiten estimar la prevalencia del resultado de interés, ya que la muestra generalmente se toma de toda la población.
Se pueden evaluar diversos resultados y factores de riesgo.
Son muy útiles para la planificación de la salud pública, la comprensión de la etiología de las enfermedades y para la generación de hipótesis.
No hay pérdidas durante el seguimiento, pues solo se realiza una sola medición.

Hombre haciendo análisis de un estudio transversal

Como desventajas de estos tipos de diseños podemos hallar (Levin, 2006) las siguientes:

Es imposible realizar inferencias causales y establecer direccionalidad de asociaciones.

Debido a que solo se realiza una sola medición en un momento específico, la situación puede arrojar resultados diferentes si se hubiera elegido otro marco de tiempo.
Sesgo de prevalencia-incidencia (también llamado sesgo de Neyman). Especialmente en el caso de enfermedades de mayor duración, cualquier factor de riesgo que provoque la muerte estará infrarrepresentado entre los que padecen la enfermedad.
No se pueden medir el riesgo de manera objetiva ni realizar pronósticos fiables.
En este artículo hemos descrito un tipo de estudio muy empleado en investigación por su potencia a nivel descriptivo y por su bajo corte en comparación por ejemplo, a un estudio longitudinal. En muchos casos, también se emplean para hacer un preanálisis, con el objetivo de valorar si merece la pena hacer un estudio experimental.

Grupo Metro

Related post