¿Qué puede pasar con la inflación antes de fin de año y en medio de la tensión cambiaria?

 ¿Qué puede pasar con la inflación antes de fin de año y en medio de la tensión cambiaria?

El propio Gobierno ya anticipó que el piso será elevado, a pesar de la puesta en marcha de la batería de medidas para contener la escalada del costo de vida. El INDEC daría a conocer la cifra el próximo 11 de noviembre, mismo día del cierre de campaña.

La presión sobre la inflación no cederá en la última etapa del año y las consultoras ya estiman que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicará nuevamente por encima del 3 por ciento mensual.

El propio Gobierno ya anticipó que el piso será elevado, a pesar de la puesta en marcha de la batería de medidas para contener la escalada del costo de vida.

«La inflación de octubre no creo que esté por debajo del 3% porque hubo presión de precios los primeros 18 días. Esperamos que el índice de alimentos esté por debajo del 2,9%, pero el efecto se va sentir bien en noviembre», admitió el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti.

El último dato oficial arrojó que, tras cinco meses en baja, la inflación cobró impulso en septiembre y registró un aumento del 3,5%.

De ese modo, la medición anualizada trepó al 52,5%, al tiempo que entre enero y septiembre, el nivel general del Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un crecimiento del 37%, al superar así el 36,1% registrado a lo largo de todo 2020.

En línea con lo estimado por el equipo económico, las consultoras ya reportaron que durante las primeras dos semanas de octubre siguió la presión.

De hecho, la directora ejecutiva de la consultora EcoGo, Marina Dal Poggetto, había adelantado: «En octubre, las primeras dos semanas marcan que el número va a estar de nuevo en la zona del 3% o algo arriba de ese número».

Para noviembre, el panorama continúa complejo, según las estimaciones privadas.

Federico Moll, director de la consultora Ecolatina, indicó en declaraciones a la agencia NA: «Esperamos una inflación en torno al 3 por ciento sin una desaceleración marcada».

 

Congelamiento

«No vemos que el congelamiento de precios pueda llegar a influir en forma decisiva dentro del promedio general de la economía. Sí probablemente del sector, en lo que hace al consumo masivo, pero dado que es una parte acotada y está más centrado en un canal particular, que es el de supermercados, creemos que el impacto es marginal», explicó.

Argumentó que ello se debe a que «especialmente frutas, verduras, carnes y pan son productos que pesan tanto o más a lo que hace al consumo masivo y ahí no hay ningún tipo de mecanismo de control».

«Creemos que la inflación va a seguir alta, en torno al 3% y eso nos da una inflación cerca de 50% para el año», proyectó.

Por su parte, Víctor Ruilova, economista senior de la consultora EconViews, indicó a NA: «Para noviembre y diciembre, estimamos que la inflación promedia el 3,4%».

Sin embargo, aclaró que «genuinamente se dificultó establecer un piso y techo, dado que los congelamientos, si bien son inocuos en términos de la dinámica, pueden tener efecto sobre la canasta que se mide para el IPC».

En tanto, la consultora Focus Market calculó que los alimentos en octubre treparon 3,4%.

«La implementación del congelamiento no llego a verse reflejada en una desaceleración de precios general en las góndolas de las grandes cadenas hasta pasado el 20 de octubre, cuando aún quedaron varios productos del listado de la resolución 1.050 sin poder cumplimentar porque los productos estaban discontinuados del proceso de producción o porque el precio estaba desactualizado al publicarse la medida», argumentó Damián Di Pace, director de la entidad.

De ese modo, enfatizó: «La variación de precios en octubre tuvo diferentes temperaturas con mayor nivel de implementación del congelamiento de precios en grandes cadenas y falta de posibilidad de cumplimiento en autoservicios nacionales, chinos y kioscos, por donde pasa el 70% de la comercialización de consumo masivo en Argentina».

«Estas bocas reciben listado de precios de costo más altos de lo que la resolución del congelamiento de precios exige para la venta», apuntó Di Pace.

Por su parte, Analytica Consultora también analizó el impacto del congelamiento de precios y advirtió que ese tipo de iniciativas «por fuera de un plan de estabilización no es sostenible».

«En este contexto, lo más probable es que genere una aceleración inflacionaria aún más alta una vez que finalice», manifestó.

Grupo Metro

Related post