Tsai Ing-wen se convierte en la primera presidenta de Taiwán en confirmar la presencia de tropas de EEUU en la isla

 Tsai Ing-wen se convierte en la primera presidenta de Taiwán en confirmar la presencia de tropas de EEUU en la isla

Pekín, ante el anuncio de Taiwán, advirtió que no se subestime su determinación para defender “la integridad territorial”.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, confirmó por primera vez este jueves 28 de octubre la presencia del Ejército de Estados Unidos en la isla.

En una entrevista con CNN, Tsai se convirtió en la primera presidenta de Taiwán en décadas en reconocer la presencia con “fines de entrenamiento” de tropas estadounidenses en la isla.

“La amenaza de China aumenta cada día”, afirmó la mandataria quien agregó que el diálogo con Pekín permitiría a las dos naciones “coexistir pacíficamente”.

Tsai, una profesora de derecho que se inclinó a la política, respondió afirmativamente a la pregunta sobre si hay soldados de EEUU desplegados en Taiwán, pero no dio detalles sobre el número. “Tenemos una amplia gama de cooperación con EEUU con el objetivo de aumentar nuestra capacidad de defensa”.

En noviembre de 2020, Taipei anunció la llegada de marines estadounidenses para entrenar a los soldados taiwaneses durante un breve período.

Sin embargo a principios de este mes, The Wall Street Journal informó con base a las declaraciones de funcionarios estadounidenses no identificados que “una unidad de operaciones especiales de EEUU y un contingente de infantes de marina han estado operando secretamente en Taiwán para entrenar fuerzas militares allí”.

Afirmó que el despliegue es “parte de los esfuerzos para fortalecer las defensas de la isla a medida que aumenta la preocupación con respecto a una posible agresión china”.

Pekín afirma que Taiwán, una nación insular de 24 millones de habitantes, es una “provincia separatista”, mientras que Taipei ha insistido en su independencia desde 1949 y en que tiene relaciones diplomáticas con al menos 15 países.

Las tensiones aumentaron recientemente en el Estrecho de Taiwán debido a que China realizó más de 150 salidas militares a lo que Taiwán llama su Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ).

ADIZ es una zona de amortiguamiento fuera del espacio aéreo de Taiwán en la que tiene derecho a pedir a las aeronaves entrantes que se identifiquen.

La nación insular ha “registrado 680 incursiones en ADIZ este año”, según el Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán.

El aumento de la actividad aérea china sobre la región fue duramente criticado por EEUU, lo que Pekín rechaza y califica como una interferencia en “los asuntos internos de China”.

La semana pasada, el presidente de EEUU, Joe Biden, afirmó que su país defendería a Taiwán si China la atacase, al decir: “Tenemos un compromiso con eso”.

Biden pudo haberse referido a la Ley de Relaciones con Taiwán, un documento de 1979 que ha guiado la diplomacia de Washington con Taipei. Las relaciones también han sido formadas por lo que se conoce como los Tres Comunicados, que son acuerdos bilaterales con China.

China: “No subestimen nuestra determinación”

Wang Wenbin, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, reaccionó fuertemente a las declaraciones de Tsai e instó a las partes involucradas a no “subestimar” la determinación china de defender su integridad territorial, informó el diario chino Global Times.

“El hecho de que Taiwán es una parte inalienable de China no cambiará por los esfuerzos de los secesionistas liderados por la autoridad del PDP (Partido Democrático Progresista liderado por Tsai) para lograr la ‘independencia de Taiwán’”, señaló el funcionario en una conferencia de prensa en Pekín.

Wenbin señaló a su vez: “La fuerte determinación y capacidad del pueblo chino para defender la soberanía nacional y la integridad territorial no debe subestimarse”. Pidió, además, a EEUU “cumplir los tres comunicados conjuntos China-EEUU”.

Ninguno de los tres acuerdos establece explícitamente que EEUU defenderá Taiwán, pero la administración Biden ha dicho en repetidas ocasiones que su compromiso con Taipei es «sólido como una roca».

La Ley de Relaciones con Taiwán señala que Washington «pondrá a disposición de Taiwán los artículos y servicios de defensa en la cantidad que sea necesaria para permitir que Taiwán mantenga una capacidad de defensa propia suficiente».

Grupo Metro

Related post