Una profesora estadounidense de niños inmigrantes recibe el premio mundial para educadores

 Una profesora estadounidense de niños inmigrantes recibe el premio mundial para educadores

La profesora Keishia Thorpe recibió el importante premio debido a su trabajo con menores de edad inmigrantes en Estados Unidos.

PARÍS —
El Premio Global a la Enseñanza, un galardón anual dotado con 1 millón de dólares (865.000 euros), se le concedió el miércoles a la profesora de secundaria Keishia Thorpe, que ha dedicado su carrera a educar niños inmigrantes en Estados Unidos.

Al enterarse de que había ganado, Thorpe, rodeada de miembros de su familia y viendo la ceremonia del premio en París a través de una conexión de vídeo, primero rió y luego sollozó, con la cabeza enterrada entre las manos.

«Sólo doy gracias a Dios por este momento», dijo.

«Esto es para animar a todos los niños y niñas negros que se parecen a mí, y a todos los niños del mundo que se sienten marginados y tienen una historia como la mía, y que sienten que nunca han importado», afirmó Thorpe a la presentadora de la ceremonia, la actriz francesa Isabelle Huppert.

«Debemos asegurarnos de que todos los estudiantes tengan la oportunidad de triunfar y ninguna ley o política debe privarles de ello», agregó.

Thorpe da clases de inglés a alumnos de 12º curso que están aprendiendo inglés en el International High School Langley Park de Bladensburg, en el estado de Maryland.

Más del 85% de los alumnos de la escuela son hispanos y el 95% se identifican como de bajos ingresos, según la mención del premio.

Thorpe creció en la pobreza en Jamaica, antes de emigrar a Estados Unidos con una beca de atletismo. Mientras estudiaba, fue voluntaria como tutora en una escuela del centro de la ciudad, y se inspiró para convertirse en profesora cuando vio la falta de oportunidades a la que se enfrentaban los estudiantes.

Al Premio Global a la Enseñanza se le describe a veces como el Premio Nobel de los educadores. Fue fundado por la Fundación Varkey, un fondo filantrópico, y organizado en colaboración con la organización cultural de las Naciones Unidas, UNESCO, que tiene su sede en París.

El año pasado, el premio fue concedido a Ranjitsinh Disale por su labor de enseñanza a niñas, la mayoría de ellas procedentes de comunidades tribales pobres, en una escuela de un pueblo del oeste de la India.

Grupo Metro

Related post