Al menos 52 muertos por misil en estación de tren ucraniana abarrotada

 Al menos 52 muertos por misil en estación de tren ucraniana abarrotada

Un misil impactó el viernes en una estación de tren en el este de Ucrania donde miles de personas se habían reunido, matando al menos a 52 e hiriendo a docenas más en un ataque contra una multitud de mujeres y niños que intentaban huir de una nueva ofensiva rusa que se avecinaba. , dijeron las autoridades ucranianas.

El ataque, denunciado por algunos como otro crimen de guerra en el conflicto de seis semanas, se produjo cuando los trabajadores desenterraron cadáveres de una fosa común en Bucha, un pueblo cerca de la capital de Ucrania donde se han documentado docenas de asesinatos después de una retirada rusa.

Las fotos de la estación en Kramatorsk mostraban a los muertos cubiertos con lonas y los restos de un cohete con las palabras «Para los niños» pintadas en ruso. Alrededor de 4.000 civiles habían estado dentro y alrededor de la estación, atendiendo los llamados a irse antes de que se intensifiquen los combates en la región de Donbas, dijo la oficina del fiscal general de Ucrania.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy, quien dice que espera una dura respuesta global, y otros líderes acusaron al ejército ruso de atacar deliberadamente la estación. Rusia, a su vez, culpó a Ucrania, diciendo que no usa el tipo de misil que golpeó la estación, una afirmación que los expertos descartaron.

Zelenskyy dijo a los ucranianos en su discurso de video nocturno el viernes que se harían esfuerzos “para establecer cada minuto de quién hizo qué, quién dio qué órdenes, de dónde vino el misil, quién lo transportó, quién dio la orden y cómo se acordó este ataque. .”

Pavlo Kyrylenko, el gobernador regional de Donetsk, en el Donbas, dijo que 52 personas murieron, incluidos cinco niños, y muchas docenas más resultaron heridas.

“Hay muchas personas en estado grave, sin brazos ni piernas”, dijo el alcalde de Kramatorsk, Oleksandr Goncharenko, y agregó que el hospital local estaba luchando para tratar a todos.

El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, denunció el ataque como un crimen de guerra, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lo calificó de “completamente inaceptable”.

“Casi no hay palabras para eso”, dijo a los periodistas la presidenta de la Comisión de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, en Ucrania. “El comportamiento cínico (de Rusia) ya casi no tiene punto de referencia”.

Las autoridades ucranianas y los funcionarios occidentales han acusado repetidamente a las fuerzas rusas de atrocidades en la guerra que comenzó con una invasión el 24 de febrero. Más de 4 millones de ucranianos han huido del país y millones más han sido desplazados. Algunas de las pruebas más espeluznantes se han encontrado en pueblos alrededor de la capital de Ucrania, Kiev, de donde las tropas del presidente ruso, Vladimir Putin, se retiraron en los últimos días.

En Bucha, el alcalde Anatoliy Fedoruk ha dicho que los investigadores encontraron al menos tres sitios de tiroteos masivos de civiles y seguían encontrando cuerpos en patios, parques y plazas de la ciudad, el 90% de los cuales fueron baleados.

Rusia ha afirmado falsamente que las escenas en Bucha fueron puestas en escena.

El viernes, los trabajadores sacaron cadáveres de una fosa común cerca de una iglesia del pueblo bajo una lluvia torrencial, alineando bolsas negras para cadáveres en filas en el barro. Unas 67 personas fueron enterradas en la tumba, según un comunicado de la oficina de la fiscal general Iryna Venediktova.

“Al igual que las masacres en Bucha, al igual que muchos otros crímenes de guerra rusos, el ataque con misiles en Kramatorsk debería ser uno de los cargos en el tribunal que debe llevarse a cabo”, dijo Zelenskyy, alzando la voz con ira el viernes por la noche.

Expuso sobre ese tema en una entrevista con extractos de «60 Minutos» de CBS que se transmitió el viernes, citando comunicaciones interceptadas por el servicio de seguridad ucraniano.

“Hay soldados (rusos) hablando con sus padres sobre lo que robaron y a quién secuestraron. Hay grabaciones de prisioneros de guerra (rusos) que admitieron haber matado gente”, dijo. “Hay pilotos en prisión que tenían mapas con objetivos civiles para bombardear. También se están realizando investigaciones con base en los restos de los muertos”.

Los comentarios de Zelenskyy se hacen eco de los informes de Der Spiegel que dicen que la agencia de inteligencia extranjera de Alemania había interceptado el tráfico de radio militar ruso en el que los soldados podrían haber discutido los asesinatos de civiles en Bucha. El semanario también informó que las grabaciones indicaban que el mercenario ruso Wagner Group estaba involucrado en atrocidades allí.

Funcionarios del gobierno alemán no confirmaron ni negaron el informe, pero dos exministros alemanes presentaron una denuncia por crímenes de guerra el jueves. Rusia ha negado que su ejército haya estado involucrado en crímenes de guerra.

Las fuerzas rusas, que se retiraron después de no poder tomar la capital frente a una dura resistencia, ahora han puesto sus ojos en el Donbas, la región industrial en su mayoría de habla rusa donde los rebeldes respaldados por Moscú han estado luchando contra las fuerzas ucranianas durante ocho años y controlar algunas áreas.

Un alto funcionario de defensa de EE. UU. dijo el viernes que el Pentágono cree que algunas de las unidades en retirada sufrieron daños tan graves que están “erradicadas para todos los efectos”. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir las evaluaciones militares internas.

El funcionario no dijo cuántas unidades sufrieron daños tan extensos, pero dijo que Estados Unidos cree que Rusia ha perdido entre el 15% y el 20% de su poder de combate en general desde que comenzó la guerra. Si bien algunas unidades de combate se están retirando para reabastecerse en Rusia, Moscú ha agregado miles de tropas alrededor de la segunda ciudad más grande de Ucrania, Kharkiv, dijo.

El ataque a la estación de tren está en el territorio controlado por el gobierno ucraniano en Donbas, pero el Ministerio de Defensa de Rusia acusó a Ucrania de llevar a cabo el ataque. Lo mismo hicieron los separatistas de la región respaldados por Moscú, que trabajan en estrecha colaboración con las tropas regulares rusas.

Los expertos occidentales refutaron la afirmación del portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, de que las fuerzas rusas “no usan” ese tipo de misil, diciendo que Rusia lo ha usado durante la guerra. Un analista agregó que solo Rusia tendría motivos para apuntar a la infraestructura ferroviaria en el Donbas.

“El ejército ucraniano está tratando desesperadamente de reforzar las unidades en el área… y las estaciones de tren en esa área en territorio controlado por Ucrania son fundamentales para el movimiento de equipos y personas”, dijo Justin Bronk, investigador del Royal United Services Institute en Londres.

Bronk señaló otras ocasiones en las que las autoridades rusas han tratado de desviar la culpa al afirmar que sus fuerzas ya no usan un arma más antigua “para enturbiar las aguas y tratar de crear dudas”. También sugirió que Rusia eligió específicamente el tipo de misil porque Ucrania también lo tiene.

Un funcionario occidental, que habló bajo condición de anonimato para hablar de inteligencia, también dijo que las fuerzas de Rusia han usado el misil, y que dada la ubicación y el impacto del ataque, «probablemente» fue de Rusia.

Los funcionarios ucranianos han suplicado casi a diario a las potencias occidentales que envíen más armas y que castiguen aún más a Rusia con sanciones y la exclusión de los bancos rusos del sistema financiero mundial.

Las naciones de la OTAN acordaron el jueves aumentar su suministro de armas, y el primer ministro eslovaco, Eduard Heger, anunció en un viaje a Ucrania el viernes que su país ha donado su sistema de defensa aérea S-300 de la era soviética a Ucrania. Zelenskyy había pedido S-300 para ayudar al país a «cerrar los cielos» a los aviones de combate y misiles rusos.

Funcionarios estadounidenses y eslovacos dijeron que Estados Unidos desplegará un sistema de misiles Patriot en Eslovaquia.

Después de reunirse con Zelenskyy el viernes, durante la cual instó a la UE a imponer un embargo total sobre el petróleo y el gas rusos, von der Leyen le entregó un cuestionario que es un primer paso para solicitar la membresía de la UE.

En otros lugares, en previsión de la intensificación de los ataques de las fuerzas rusas, cientos de ucranianos huyeron de las aldeas que estaban bajo fuego u ocupadas en las regiones del sur de Mykolaiv y Kherson.

En Kharkiv, en el noreste, Lidiya Mezhiritska se paró entre los escombros de su casa después de que los ataques con misiles durante la noche la convirtieran en escombros.

“El ‘mundo ruso’, como dicen”, dijo, invocando irónicamente la justificación nacionalista de Putin para invadir Ucrania. “La gente, los niños, los ancianos, las mujeres se están muriendo. No tengo ametralladora. Definitivamente iría (a pelear), sin importar la edad”.

Grupo Metro

Related post