Bloqueada segunda solicitud rusa de reunión del Consejo de Seguridad de ONU sobre Bucha

 Bloqueada segunda solicitud rusa de reunión del Consejo de Seguridad de ONU sobre Bucha

El segundo intento de Rusia de solicitar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU por los acontecimientos en la ciudad ucraniana de Bucha quedó bloqueado, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.
«Ayer ya pedimos celebrar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, [pero] nuestros colegas británicos que ahora presiden el Consejo de Seguridad se negaron a hacerlo. Nuestro intento de hoy tampoco tuvo éxito», dijo Lavrov en una rueda de prensa.
Al mismo tiempo, aseguró que Rusia seguirá revelando las informaciones falsas relacionadas con la operación especial en Ucrania e insistirá en que los crímenes de los militares ucranianos, liderados por batallones nacionalistas y neonazis, no queden impunes.
«Estamos trabajando con nuestros amigos y colegas para aplicar las normas pertinentes del derecho internacional humanitario y garantizar que estas acusaciones se basen en hechos muy concretos e irrefutables», destacó el canciller ruso.
El 3 de abril, Rusia solicitó por primera vez al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una reunión especial con motivo de la «flagrante montaje de los ucranianos radicales en Bucha», pero el Reino Unido, que preside el Consejo denegó la convocatoria de un encuentro al respecto.

El pasado fin de semana las autoridades ucranianas y los medios de comunicación internacionales difundieron numerosas imágenes en las que aparecen cadáveres de civiles, algunos con las manos atadas, en las calles de la ciudad de Bucha, situada en las afueras de Kiev. La urbe estuvo bajo el control de las tropas rusas, que la abandonaron el 30 de marzo pasado.
La fiscal general de Ucrania, Irina Venedíktova, comunicó este 4 de abril que en total las autoridades hallaron 410 cuerpos de civiles asesinados.
El Ministerio de Defensa ruso calificó las fotos y vídeos publicados de «un nuevo montaje», al asegurar que durante la estancia de los militares rusos en la ciudad «ningún civil local sufrió agresión alguna».
El ente castrense apuntó a que el 31 de marzo el alcalde de Bucha, Anatoli Fedoruk, en su videomensaje confirmó la ausencia de militares rusos, pero no mencionó ningún habitante local asesinado a tiros con las manos atadas.

 

Grupo Metro

Related post