Cuatro beneficios de practicar ejercicio físico en el agua

 Cuatro beneficios de practicar ejercicio físico en el agua

La natación es el deporte de agua más conocido y es altamente beneficiosa para personas de cualquier edad.

Si eres de esas personas a las que le cuesta practicar ejercicio físico de forma semanal, quizás es porque todavía no has encontrado un deporte adaptado a tus necesidades, que te guste y, a su vez, te permita ponerte en forma.

En ese caso, puedes probar por empezar a practicar ejercicio físico en el agua, pues los deportes acuáticos, además de ser una manera muy entretenida y divertida de entrenar, brindan grandes beneficios a la salud.

Así, si eres de aquellos que detesta los gimnasios, ¿por qué no iniciarse en una rutina deportiva en la piscina?

Los beneficios de practicar deporte en una piscina
El deporte en el agua puede ser muy beneficioso, ya que, además de ser de gran entretenimiento, nos ofrecen entrenamientos muy completos y favorables para la salud.

Según explican, los ejercicios en el agua tienen un carácter preventivo y curativo, pues una vez te acostumbras al medio acuático, se crea una sensación de seguridad “que no se tiene en tierra”.

Tal y como recalcan estos expertos, practicar ejercicio en el agua nos brinda cuatro grandes beneficios:

El agua te permite regular la intensidad del trabajo y aprovechar diferentes materiales.
En el agua pesas menos, por lo que te mueves con facilidad y entrenas casi sin darte cuenta.
El agua te permite tonificar el cuerpo y fortalecer los músculos.
Entrenar en una piscina es favorable para mejorar la resistencia cardiovascular.
De este modo, entrenar en el agua es beneficioso en todas las edades, y especialmente en mayores, ya que ayuda a prevenir las lesiones causadas por caídas y mejora la circulación sanguínea, siempre que se encuentre entre 27º y 31º C.

El medio acuático es especialmente beneficioso para personas limitadas físicamente a la hora de hacer ejercicio, como aquellas que padecen dolor de espalda, artritis, o enfermedades cardíacas.

Estos son algunos beneficios de practicar natación
La natación es una de las actividades más conocidas que se pueden practicar en el medio acuático, y es la opción perfecta para iniciarse en una rutina de ejercicio aeróbico regular.

Desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recuerdan que tan solo dos horas y media de actividad aeróbica por semana, como nadar, andar en bicicleta o correr, pueden reducir el riesgo de presentar enfermedades crónicas.

En ese caso, estos expertos señalan que la natación es beneficiosa para personas que padecen diabetes o enfermedades cardíacas. Además, esta actividad permite reducir el riesgo de muerte casi a la mitad.

Según explican desde los CDC, el ejercicio físico en el agua también mejora la salud mental. Concretamente “la natación puede mejorar el estado de ánimo tanto en los hombres como en las mujeres.»

En personas con fibromialgia, el ejercicio en el medio acuático puede ayudar a reducir la ansiedad y, en embarazadas, también puede ser favorable para la salud mental.

Por su parte la natación y el ejercicio en el agua en general beneficia a los adultos mayores y les permite mejorar su calidad de vida y disminuir las discapacidades.

En definitiva, el deporte en el agua tiene beneficios tanto para la salud física como para la mental, por lo que es una buena opción para personas que quieren ser más activas en su día a día.

Grupo Metro

Related post