De Wallmapu a la Antártida: el mano a mano entre Boric y Fernández

 De Wallmapu a la Antártida: el mano a mano entre Boric y Fernández

La visita del presidente de Chile, Gabriel Boric, a su par argentino, Alberto Fernández, dejó «absolutamente aclarado» el uso del término ‘Wallmapu’ del lado chileno y reafirmó que las disputas territoriales entre Argentina y Chile en la Antártida se resolverán «por la vía diplomática».
Reunidos en la Casa Rosada —sede del Poder Ejecutivo argentino—, los presidentes de Chile, Gabriel Boric, y de Argentina, Alberto Fernández, firmaron acuerdos en el marco de un Entendimiento de Cooperación en Materia de Derechos de las Personas LGBTIQ+ y otro sobre Cooperación en Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres.

En materia cultural, ambos mandatarios firmaron un memorando de Entendimiento para la Cooperación de Asuntos Consulares y Migratorios y otro para el Establecimiento de un Diálogo Oceánico Bilateral, relativo a temas de interés sobre las plataformas continentales y antárticas entre ambos países.
Extradición de Apablaza
Uno de los temas que Boric planteó a Fernández fue la situación judicial del exmiembro y fundador del Frente Patriótico Manuel Rodríguez —brazo armado del Partido Comunista chileno, autónomo desde 1988—, Galvarino Apablaza, sindicado como autor intelectual del asesinato del exsenador chileno Jaime Guzmán —ideólogo de la Constitución pinochetista de 1980—, en la puerta del Campus Oriente de la Pontificia Universidad Católica de Chile en 1991.
Apablaza fue descubierto viviendo clandestino en Argentina en la localidad bonaerense de Moreno en 2004, pasando de calidad de detenido a prisión domiciliaria a la espera de una resolución judicial.
En septiembre de 2010, la Corte Suprema argentina lo declaró extraditable, siendo declarado refugiado por el Poder Ejecutivo, por aplicación de la Ley General de Reconocimiento y Protección al Refugiado, en octubre de 2010.
En diciembre de 2017, el ejecutivo comandado por Mauricio Macri (2015-2019), retiró el estatus de refugiado a Galvarino Apablaza. Por lo que el Poder Judicial argentino deberá decidir el estatus de extraditable del chileno, a pedido del Poder Judicial de Chile.
Boric indicó que habló del caso a su par argentino pero que, «como país no nos corresponde intervenir en algo que depende de los tribunales de justicia ni intervenir en un poder independiente de la República Argentina».
Concepto de ‘Wallmapu’
El mandatario argentino sostuvo que la polémica por el empleo del concepto Wallmapu y asuntos soberanos argentinos fue explicada y está superada, tras la molestia expresada desde la oposición argentina en los últimos días de marzo.
«No hay ninguna confusión, eso quedó absolutamente aclarado. Inmediatamente se preocupó de explicarme [Boric] y fue claro en el sentido de esas declaraciones, no nos genera ninguna inquietud», afirmó el presidente Fernández al respecto de la polémica.
El presidente Boric agregó que, «este no es un tema que tenga que ver con la soberanía argentina. Este es un conflicto entre el Estado de Chile y el pueblo nación mapuche. Es un conflicto histórico y político que se tiene que resolver de manera pacífica y dialogante».
El respaldo de Boric a la causa Malvinas
El mandatario chileno no rehusó referirse al tema, en el marco del cuadragésimo aniversario del conflicto bélico en el Atlántico sur.
Boric se refirió al tema en entrevista con el medio argentino Página 12, donde afirmó su «profundo respeto al pueblo argentino, a toda la generación que fue a pelear a una guerra que no eligieron, por un gobierno que no eligieron y que causó tanta tragedia».
«Como presidente de Chile no tengo dudas de qué lado estar y nosotros apoyamos la reclamación internacional que hace la República Argentina respecto a las Malvinas y las Islas Sandwich del Sur. Esto se tiene que resolver por la vía pacífica. Jamás voy a incentivar una resolución armada del conflicto y mi posición es de solidaridad con el pueblo argentino», destacó Gabriel Boric.

Disputas territoriales y Antártida
El mandatario chileno se refirió a las diferencias limítrofes entre ambos países, al afirmar que las diferencias respecto a la plataforma continental antártica, «vamos a resolverla a través de los buenos oficios y la diplomacia».
«La política de límites del Estado chileno es política de Estado. Eso no va a impedir que profundicemos nuestras relaciones culturales, en materia energética, en materia económica y política», señaló.
Boric aseguró que, «los límites geográficos se resolverán por la vía diplomática», lo que incluye la idea de resolver por esta vía pacífica, territorios reclamados por ambos países, como lo respectivo a la plataforma continental entre la isla de Tierra del Fuego y la Antártida.

 

Grupo Metro

Related post