El FMI, la libertad y el reglamento: los curiosos juramentos de diputados argentinos

 El FMI, la libertad y el reglamento: los curiosos juramentos de diputados argentinos

Si bien el reglamento de la Cámara de Diputados estipula cómo deben jurar sus cargos los nuevos diputados, varios se aferraron a la costumbre de aprovechar el momento para lanzar las más diversas reivindicaciones. El resultado: una demostración de ideologías y personalidades que chocan en el legislativo.
El Congreso argentino dio la bienvenida a los 127 nuevos diputados surgidos de las elecciones legislativas del 14 de noviembre, en una sesión en la que el presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Sergio Massa, tomó el tradicional juramento a los nuevos ingresados. Si bien el reglamento establece la fórmula para hacerlo, los diputados sorprendieron con juramentos improvisados en los que hubo alusiones tanto al Fondo Monetario Internacional (FMI) como a las «víctimas del terrorismo».
«¿Juráis desempeñar fielmente el cargo de diputado y obrar en todo de conformidad con lo que prescribe la Constitución Nacional?», debe decir el presidente de la Cámara al tomar juramento a cada nuevo legislador, de acuerdo al artículo 10 del Reglamento. Una variante también habilita al presidente a inspirar el juramento «por Dios, por la Patria y estos Santos Evangelios».
La normativa estipula que, sea quien sea el legislador bienvenido por los diputados, debe limitarse a responder «Sí, juro». Sin embargo, las últimas décadas hicieron crecer entre los políticos argentinos la costumbre de aprovechar que son el centro de atención para lanzar consignas y reivindicaciones que, de paso, dan una idea de sus posicionamientos ideológicos.

Un ejemplo claro lo dio Nicolás del Caño, líder del Frente de Izquierda Unidad y flamante diputado por la provincia de Buenos Aires. Al jurar su cargo, dedicó varios segundos a jurar en nombre de lo que considera deben ser sus objetivos desde el Poder Legislativo.

«Por echar al FMI de Argentina y América Latina y desconocer la deuda fraudulenta, por la juventud que lucha contra la precarización y en defensa del planeta, por la clase trabajadora internacional y los pueblos del mundo, sí, juro», dijo Del Caño.

Su compañera de partido, Myriam Bregman, fue una de las novedades en la Cámara, al llegar por primera vez al Legislativo como diputada por la Ciudad de Buenos Aires. Al jurar, escogió hacerlo por «los 30.000 detenidos desaparecidos, por los desaparecidos bajo gobiernos constitucionales, por la lucha de las mujeres y la diversidad, por los pueblos que enfrentan la destrucción del planeta, por los trabajadores y trabajadoras que se organizan para terminar con la barbarie capitalista, porque no puede haber verdadera libertad sin terminar con la explotación y la opresión; sí, juro».

La dinámica de la sesión, que agrupaba a los nuevos legisladores de cada circunscripción electoral, tenía como efecto reunir frente al micrófono a algunos diputados opuestos ideológicamente y obligarlos a negociar su turno de hablar.
Es así que mientras Bregman enumeraba sus juramentos, el diputado de la coalición de derecha Juntos por el Cambio Fernando Iglesias aguardaba su momento para cumplir el trámite. Al llegar su turno, prefirió plantarse contra la costumbre de sus colegas: «Porque respetemos por una vez y demos el ejemplo, respetando la Constitución, las leyes y las fórmulas de juramento establecidas por el reglamento interno; sí, juro».

Una de las novedades de la sesión era la incorporación a la Cámara de Diputados del economista Javier Milei, que se convirtió en la tercera fuerza en la capital argentina tras dejar su lugar como panelista de televisión para encabezar una propuesta ‘libertaria’. Pero a pesar de caracterizarse por la polémica, Milei fue conciso y se limitó a cumplir con el «sí, juro» más tradicional.
El protagonismo en esa tanda de juramentos lo tuvieron su correligionaria Victoria Villarroel que, sin mayores explicaciones, juró por «las víctimas del terrorismo». Enseguida, el exministro de Economía y asesor de Mauricio Macri, Ricardo López Murphy, se acercó y lanzó un «por la libertad y la república».

Pero los diputados parece no tener siempre pensada de antemano la frase a lanzar en el momento del juramento. A José Luis Espert, electo como legislador por la provincia de Buenos Aires por el partido de derecha Avanza Libertad, no tener las palabras pensadas en el momento le jugó una pasada: cuando quiso decirlo, ya no estaba cerca del micrófono y su reivindicación pasó inadvertida.

Para subsanar su error, las redes oficiales de su sector lo pusieron por escrito: «Sí, juro, por los ideales de Juan Bautista Alberdi, que hicieron grande a este país», dijo, en referencia al reconocido intelectual argentino del siglo XIX, considerado uno de los librepensadores más influyentes.

En su nueva faceta como diputada porteña, la exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, juró «por cada argentino, por nuestra democracia y por el futuro de nuestros hijos».

Grupo Metro

Related post