Fernández en Corrientes: «Donde hay un argentino que sufre, todo el país tiene que estar como soporte”

 Fernández en Corrientes: «Donde hay un argentino que sufre, todo el país tiene que estar como soporte”

El Presidente sobrevoló zonas de Corrientes, para interiorizarse sobre las regiones afectadas por los incendios forestales. Más de 900 mil hectáreas fueron arrasadas por el fuego.

El presidente Alberto Fernández aseguró que «el Gobierno nacional estuvo siempre, pendiente de lo que estaba pasando en Corrientes», por los incendios forestales que afectaron a unas 800 mil hectáreas en esa provincia, y consideró que donde haya «un argentino que sufra todo el país tiene que estar como soporte».

«Donde hay un argentino que sufre, que tiene una necesidad, hay una Argentina que sufre, y todo el país tiene que ir en soporte. No somos 24 distritos sino un país. El Gobierno nacional estuvo en contacto siempre enviando ayuda para controlar los incendios, con recursos y facilidades. Estuve en permanente contacto con el gobernador (Gustavo Valdés) y mandamos también a nuestros funcionarios para ver lo que pasaba», señaló Fernández tras sobrevolar, junto al mandatario provincial, las zonas afectadas por el avance del fuego.

Foto Pepe Mateos

El Presidente estuvo en el campamento instalado en la Escuela de la Familia Agrícola «Ñanderoga» -ubicada sobre la ruta 118, en el departamento de San Miguel y Loreto-, un lugar que se convirtió hace una semana en el centro de comando y base operativa de una fuerza integrada por organismos nacionales, empresas públicas y equipos especializados de media docena de provincias que lucha contra los incendios forestales.

Allí Fernández saludó a la formación de brigadistas forestales que se encuentran en el campamento, como los de la II Brigada Blindada del ejército argentino, con asiento en Paraná; y promovió un aplauso para la delegación boliviana, que arribó el miércoles último.

Al llegar al campamento, el mandatario firmó el libro de visitas de la escuela; le explicaron las operaciones en el camión de Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF); recorrió los medios desplegados, y luego en helicóptero visitó las zonas afectadas.

Tras regresar de su recorrido aéreo, el Presidente se mostró muy emocionado al saludar uno por uno a los brigadistas de las fuerzas armadas bolivianas y a los de la II brigada Blindada de Paraná, y dos veces arengó aplausos para ellos.

Antes de irse se detuvo a sacarse fotografías con los bomberos forestales de la Policía Federal y con el cuerpo docente de la escuela rural que funciona como base operativa.

Foto Pepe Mateos

«El ministro de Agricultura «Julián (Domínguez) me dijo que Corrientes está padeciendo mucho porque la ganadería esta en riesgo como consecuencia de los incendios», expresó el Presidente, y explicó que ese funcionario «estuvo hace diez días hablando con productores y mostrando nuestro compromiso para que la producción no caiga; ayudando con recursos, con facilidades».

«Necesitamos un campo pujante», sostuvo el mandatario y destacó en ese sentido la importancia que posee el sector ganadero para la economía del país.

Fernández criticó la noción de «una Argentina central y una Argentina periférica que es rica en el centro y necesitada en el norte y en el sur».

«No podemos permitir eso. Por eso estamos acá y por eso estuvimos desde el primer día, con nuestros mejores hombres y mujeres, trayendo apoyo que hacía falta. No solo bomberos. Asistimos con personal de seguridad, soldados o equipos militares. Sumamos también los recursos que tenemos para que lleguen a los productores, sin burocracia. Porque no hay tiempo, porque el tiempo es hoy», subrayó el mandatario.

Foto Pepe Mateos

Y en ese sentido, agregó: «Este no es un problema de Corrientes, es un problema de la Argentina. Enfrentemos los problemas juntos, unidos, porque juntos y unidos somos invencibles».

«Lo que debemos entender es que el problema climático no es un problema del futuro, sino que es un problema del presente. Nunca más debemos permitirnos ver que se incendian los campos como acabo de verlos. Eso no puede ocurrir . Tenemos que prevenir todo lo que sea necesario», completó.

Y en otro pasaje de su declaración, el jefe de Estado recordó al expresidente Néstor Kirchner, en el aniversario de su natalicio, al asegurar que el santacruceño le enseñó a «entender la diversidad del país y la necesidad distinta que tiene cada lugar del país».

«Hoy, que es su natalicio, es bueno recordar la enseñanza que nos dejó. Él como patagónico vivió cuantos años la Patagonia olvidada y cuánto peleaba porque la argentina se iguale», contó.

Fernández agradeció «a todos los que están acá desde el primer día, poniendo todo el esfuerzo», y reconoció la tarea del Ejército Argentino, los bomberos de la fuerzas de seguridad nacional y los brigadistas de las provincias que colaboraron durante la emergencia.

Los agradecimientos se extendieron a las «hermanas y hermanos bolivianos» que se sumaron el miércoles último, y amplió: «Es muy importante saber que contamos con ustedes, siempre contamos con ustedes».

«Bolivia es un país que queremos entrañablemente, y nos hace feliz sentir que esa hermandad es clara para ambos. Somos hermanos y los queremos mucho», describió el mandatario, y sumó las gracias «al gobierno de Brasil, que ha enviado socorros con brigadas propias».

Foto Presidencia

Fernández había aterrizado en Posadas después del mediodía y allí abordó un helicóptero, acompañado por Valdés y Herrera Ahuad, para dirigirse al campamento montado en la zona de San Miguel, en el centro norte de Corrientes.

El jefe de Estado llegó acompañado por los ministros del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro; de Seguridad, Aníbal Fernández; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez.

Además asistieron el secretario de Control y Monitoreo Ambiental, Sergio Federovisky; la secretaria de Cambio Climático, Cecilia Nicolini; el titular del Banco Nación, Eduardo Hecker; y el secretario General de Presidencia, Julio Vitobello.

También estuvieron los intendentes de San Miguel, Jaime Méndez; y de Caá Catí, Jorge Meza.

Precisamente De Pedro reseñó que Fernández «invitó desde el primer día a la articulación entre Nación, provincia y municipios» y «también se generó una asistencia financiera, y en el día de hoy hay un refuerzo de una asistencia por unos 500 millones, más la puesta a disposición de los intendentes y las intendentas de un programa que se llama Municipios de Pie para empezar a trabajar».

Por su parte, Aníbal Fernández manifestó que «si cualquiera de las acciones que se ve, viniendo hacia acá, la presencia de todos ustedes han tenido un peso especifico» y destacó la tarea de los bomberos de la Policía Federal «que tienen un prestigio que lo consiguieron ellos y que hacen que uno se sienta verdaderamente satisfecho con saber que hay un ámbito en donde se genera esa política publica, se trabaja, se piensa para ver como se hace para ayudar al otro».

Días atrás, las autoridades de la citada escuela «Ñanderoga» abrieron las puertas al equipo del SMNF, encabezado por su director, Alberto Seufferheld, que estableció una base para organizar el combate a las llamas.

Allí también se desplegó el equipo del Ministerio de Defensa, a través de la secretaria de coordinación en emergencias Inés Barboza Belistri, junto a efectivos de distintas unidades del Ejército y la Fuerza Aérea que sumaron equipos de telecomunicaciones, cisternas, vehículos terrestres y helicópteros al dispositivo.

 

Grupo Metro

Related post