Gantz: Israel ofreció ayuda al ejército de Líbano 4 veces en el último año

 Gantz: Israel ofreció ayuda al ejército de Líbano 4 veces en el último año

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, reveló este miércoles que Jerusalén ha ofrecido varias veces, incluida la semana pasada, asistencia de emergencia al Líbano, informó The Times of Israel.

En comentarios pregrabados para la conferencia anual del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS), Gantz, quien actualmente está de visita en Baréin, dijo que Israel ha presentado ofertas cuatro veces durante el año pasado para brindar apoyo a las Fuerzas Armadas Libanesas.

“Desafortunadamente, Líbano se ha convertido en una isla de inestabilidad y los ciudadanos del Líbano no son nuestros enemigos”, dijo Gantz en sus declaraciones al INSS. “Por lo tanto, ofrecí cuatro veces este año ayuda al Líbano, incluida la semana pasada en una solicitud enviada al comandante de la UNIFIL”.

Israel y el Líbano son países enemigos sin relaciones directas, y cualquier comunicación se produce a través de terceros, incluso a través de la UNIFIL, la misión de mantenimiento de la paz de la ONU que patrulla la frontera.

Gantz dijo que las FDI se ofrecen a ayudar “de manera específica al ejército libanés, que sufre escasez de suministros básicos y ha perdido a más de 5,000 soldados que lo abandonaron recientemente”.

El ministro de Defensa dijo que las Fuerzas Armadas Libanesas enfrentan una amenaza particular por “el fortalecimiento de Hezbolá con el apoyo directo de Irán”.

Gantz no dijo qué respuesta recibió a las ofertas, pero se considera muy poco probable que el Líbano alguna vez acepte cooperar con Israel, en particular con las FDI.

Cuando el nuevo primer ministro del Líbano, Najib Mikati, asumió el cargo en septiembre, dijo que su gobierno “tratará con cualquiera por el bien del Líbano, con la excepción de Israel, por supuesto”.

Gantz dijo en julio que Israel había ofrecido ayuda humanitaria al Líbano más de una vez. En 2020, Israel ofreció asistencia humanitaria después de que una explosión masiva en el puerto de Beirut mató a más de 200 personas, pero fue rechazada.

Durante más de dos años, el Líbano se ha enfrentado a una crisis económica, política y energética paralizante que ha dejado a los ciudadanos sin las necesidades básicas y ha creado un vacío para que el grupo terrorista Hezbolá se afiance aún más en la nación.

La creciente crisis económica del Líbano ha sido descrita como una de las peores del mundo desde la década de 1850. Un déficit público masivo y una moneda nacional que se derrumba han hecho que la escasez sea perenne en medio de precios en constante aumento.

La compañía de electricidad de Líbano ofrece solo un par de horas de energía al día, y los residentes han dependido en gran medida de generadores privados costosos y contaminantes.

La escasez de medicamentos, combustible y suministros básicos a menudo ha paralizado el país y sumido en la pobreza a más de la mitad de la población. Los desacuerdos políticos han retrasado los esfuerzos para formar un gobierno para negociar un paquete de rescate con las instituciones financieras internacionales.

Grupo Metro

Related post