Hungría permite el despliegue de tropas de la OTAN, pero no el tránsito de armas a Ucrania

 Hungría permite el despliegue de tropas de la OTAN, pero no el tránsito de armas a Ucrania

Hungría publicó un decreto según el cual permite el despliegue de tropas de la OTAN en el territorio del país y el tránsito de armas a otros países de la Alianza Atlántica, pero no a Ucrania.
«El Gobierno (…) a excepción del tránsito por Ucrania, permite el tránsito de las Fuerzas Armadas Aliadas por tierra y aire a través del territorio de Hungría a otro miembro de la Alianza sobre la base de una decisión de la OTAN, y el despliegue en la región del Transdanubio en Hungría, si es necesario», dice el decreto.
Hungría comunica que tal decisión fue aprobada en la declaración del 25 de febrero de 2022, de acuerdo con los Jefes de Gobierno de los países de la OTAN.
Según el decreto, Hungría prohibió el tránsito de armas y equipos letales al territorio de Ucrania para proteger sus propios intereses de seguridad nacional.
A su vez, el ministro húngaro de Finanzas, Mihály Varga, aseguró que su país no apoyará la expansión de las sanciones contra Rusia en el sector energético porque «el florín húngaro también es víctima de las sanciones de Bruselas».
«La ampliación de las sanciones al sector energético supone una mayor amenaza para el florín y el pueblo húngaro. Quien pida más sanciones quiere que el pueblo húngaro pague el precio de la guerra. El Gobierno de Hungría no apoyará tal movimiento», dijo Varga en un vídeo publicado en Facebook.

El ministro de Finanzas afirmó que «las sanciones ya significan una seria amenaza para la economía húngara».
Donetsk y Lugansk, territorios que se independizaron de Ucrania en mayo de 2014, pidieron asistencia militar a Moscú para frenar los bombardeos de Kiev que, según ambas repúblicas, se intensificaron desde mediados de febrero.
El 24 de febrero, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció una «operación militar especial» en el territorio de Ucrania y el Ministerio de Defensa ruso aseguró que los ataques militares no van dirigidos contra ciudades ucranianas ni ponen en peligro a la población civil, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.
Tras el inicio de la operación militar, Ucrania rompió las relaciones diplomáticas con Rusia, impuso la ley marcial en todo el territorio nacional, además del toque de queda en algunas ciudades, y decretó la movilización general.
Numerosos países condenaron en términos enérgicos la intervención de Rusia en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales.

 

Grupo Metro

Related post