India bloquea fondos extranjeros para la caridad de la Madre Teresa

 India bloquea fondos extranjeros para la caridad de la Madre Teresa

El gobierno de India impidió que la organización benéfica de la Madre Teresa reciba fondos extranjeros, diciendo que la organización católica no cumplía con las condiciones establecidas por las leyes locales, lo que asestó un golpe a uno de los grupos más prominentes que administran refugios para los pobres.

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado el lunes que la solicitud de las Misioneras de la Caridad para renovar una licencia que le permite obtener fondos del exterior fue rechazada en Navidad.

El ministerio dijo que se encontró con «insumos adversos» al considerar la solicitud de renovación de la organización benéfica. No dio más detalles.

Sus problemas se producen a raíz de una serie de ataques contra cristianos en algunas partes de la India por parte de grupos hindúes de derecha, que acusan a pastores e iglesias de conversiones forzadas. Los ataques han sido especialmente prominentes en el estado sureño de Karnataka, que ha visto casi 40 casos de amenazas o violencia contra cristianos este año, según un informe de la Comunidad Evangélica de la India.

Más temprano el lunes, la ministra en jefe del estado de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, provocó indignación cuando tuiteó que el gobierno había congelado las cuentas bancarias de la organización benéfica. Pero el gobierno pronto aclaró que no había congelado ninguna cuenta.

La organización benéfica confirmó en un comunicado que el gobierno no había congelado sus cuentas, pero agregó que su solicitud de renovación de la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras no había sido aprobada.

«Por lo tanto … hemos pedido a nuestros centros que no operen ninguna de las cuentas (de contribución extranjera) hasta que se resuelva el asunto», dijo.

A principios de este mes, las Misioneras de la Caridad, que la Madre Teresa inició en Calcuta en 1950, se encontró bajo investigación en el estado occidental de Gujarat luego de quejas de que las niñas en sus refugios eran obligadas a leer la Biblia y recitar oraciones cristianas. La organización benéfica ha negado las acusaciones.

La organización benéfica administra cientos de refugios que atienden a algunas de las personas más necesitadas del mundo que la Madre Teresa había descrito como «los más pobres entre los pobres».

India es el hogar de la segunda población católica más grande de Asia después de Filipinas, pero los aproximadamente 18 millones de católicos representan una pequeña minoría en la nación mayoritariamente hindú de casi 1.400 millones. Los críticos dicen que las tensiones religiosas han aumentado bajo el gobierno nacionalista hindú del primer ministro Narendra Modi, con ataques más frecuentes contra las minorías.

La Madre Teresa recibió el Premio Nobel de la Paz por su trabajo en 1979, y el Papa Francisco la declaró santa en 2017, dos décadas después de su muerte.

 

Grupo Metro

Related post