La variante ómicron tensa la coordinación europea

 La variante ómicron tensa la coordinación europea

Vacunación y coordinación. Esta sigue siendo el compromiso oficial de los líderes europeos ante la llegada de la nueva variante ómicron.

Pero durante la cumbre europea se ha visibilizado el descontento con Italia, Portugal, Grecia e Irlanda, los cuatro países que han decidido imponer PCRs negativas para viajar a sus países. Roma no está dispuesta a ceder.El objetivo es evitar que un efecto dominó arrastre al resto de países europeos y haga que el certificado covid digital pierda su función. “Si tenemos nuevas normativas nacionales, ¿cómo podemos convencer a los ciudadanos que se vacunen? Si tenemos este certificado es para asegurarles que es decisivo para poder abrir las puertas y tener más libertad.Y creo que no es buena idea que no haya diferencia entre personas vacunadas y sin vacunar porque los dos necesitan una PCR», ha apuntado el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel.

El otro foco de la cumbre es Rusia y su movilización de tropas en la frontera con Ucrania. Los Veintisiete han advertido a Moscú que «cualquier agresión militar contra Ucrania tendrá consecuencias masivas». Además, han pedido a Rusia que desescale la tensión causada por el aumento de tropas.

Hay nuevas sanciones sobre la mesa, pero parece improbable que los líderes europeos acudan a la llamada de Ucrania para intervenir antes de una escalada militar. «Creo que la primera prioridad es desescalar, para evitar una escalada de la violencia. Pero desde el punto de vista europeo y desde el punto de vista de la OTAN, debe quedar muy claro que la integridad territorial de Ucrania no puede verse afectada», ha insistido el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo.

El precio de la energía ha sido otra de las divergencias de la cumbre. Hungría y Polonia están presionando para que se eliminen las partes del Pacto Verde Europeo que, según ellos, está afectando a las economias familiares.

Grupo Metro

Related post