Líder del partido gobernante de Corea del Sur atacado antes de las elecciones presidenciales

 Líder del partido gobernante de Corea del Sur atacado antes de las elecciones presidenciales

El líder del partido gobernante de Corea del Sur fue hospitalizado el lunes después de ser atacado mientras hacía campaña para las elecciones presidenciales de esta semana, una contienda ya ensombrecida por la controversia y en la que la votación anticipada se ha visto empañada por irregularidades.

El líder del Partido Demócrata, Song Young-gil, fue atacado en Seúl por un hombre vestido con una túnica tradicional que se le acercó por detrás y lo golpeó en la cabeza con un martillo más pequeño, según muestra un video subido a YouTube por un activista demócrata.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las imágenes, pero funcionarios del partido dijeron que Song estaba estable y que un sospechoso estaba bajo custodia policial.

En una contienda caracterizada por escándalos, tácticas difamatorias y meteduras de pata, los demócratas Lee Jae-myung y Yoon Suk-yeol, del principal opositor conservador Partido del Poder Popular, compiten cabeza a cabeza.

Ambos hombres condenaron el lunes el ataque contra Song, quien también es el director de campaña de Lee.

«La violencia daña la democracia, nunca se puede aceptar», dijo Lee en otro mitin en la ciudad portuaria de Busan, en el sureste del país, y deseó a Song una rápida recuperación.

Yoon emitió un comunicado diciendo que cualquier violencia que interfiriera en las elecciones no podía justificarse y esperaba la pronta recuperación de Song y la seguridad de todos los activistas.

El presidente Moon Jae-in calificó el ataque de «terror contra la democracia», dijo su portavoz.

El ataque se produjo después de que la votación anticipada que finalizó el sábado se vio afectada por largas esperas para los enfermos de coronavirus, mientras que algunos votantes recibieron boletas usadas.

Los dos días de votación marcaron un récord de casi el 37% del electorado, pero también empañaron la historia democrática de 35 años de Corea del Sur de gestión estricta y relativamente transparente de las elecciones, y una lucha mayoritariamente exitosa contra el COVID-19.

ORGANIZACIÓN ‘DESAGUARDIDA’

La campaña de Yoon dijo que «una elección en un aula de primaria no podría ser más descuidada», mientras que la Comisión Nacional de Elecciones (NEC, por sus siglas en inglés) del país emitió repetidas disculpas y apresuró a endurecer sus procedimientos de votación.

A medida que las infecciones diarias de COVID-19 se acercan a niveles sin precedentes por encima de 200.000 y más de 1 millón reciben tratamiento en el hogar, el parlamento acordó facilitar la votación en persona de dichos pacientes.

El caos estalló en muchos lugares de votación durante la votación anticipada especial del sábado para votantes infectados. En lugar de permitir que los votantes emitieran sus votos directamente, algunos trabajadores electorales los recogieron y los llevaron en una bolsa de compras o en un balde de plástico para colocarlos en las urnas, dijo el NEC.

Algunos votantes recibieron papeles que ya habían sido usados, mientras que otros tuvieron que esperar en largas colas bajo el frío, y se informó que al menos uno se desmayó.

«Todos los problemas se debieron a nuestra falla en los preparativos exhaustivos, y somos totalmente responsables de no cumplir», dijo el NEC en un comunicado.

Sin embargo, no hubo evidencia de juego sucio, agregó.

Luego de una reunión de emergencia, dijo que permitiría que los pacientes con COVID restantes voten en los colegios electorales formales, no en las cabinas temporales que se usan para la votación anticipada, después de que los votantes regulares se vayan a las 6 p.m.

El partido de Lee rechazó una demanda de la oposición para que la presidenta del NEC, Noh Jeong-hee, renuncie, pero exigió medidas para evitar más confusión.

Moon ordenó el domingo al NEC que explicara completamente los errores y garantizara el derecho al voto de todas las personas.

Un grupo de cuatro grupos cívicos realizaron una protesta el lunes, pidiendo una investigación estricta sobre las faltas y el castigo de los responsables.

Alrededor de 44 millones de surcoreanos son elegibles para votar por un sucesor de Moon, quien tiene prohibido legalmente la reelección en un momento de creciente frustración por el aumento vertiginoso de los precios de las viviendas, la política polarizada y los escándalos de corrupción.

Información de Hyonhee Shin; Editado por Clarence Fernandez y John Stonestreet

Grupo Metro

Related post