Los talibanes expulsan a más de 4.000 de sus combatientes acusados de abusos

 Los talibanes expulsan a más de 4.000 de sus combatientes acusados de abusos

Kabul (Afghanistan), 11/09/2021.- Taliban forces stand guard at a roadside Afghan women hold placards during a pro-Taliban rally outside the Shaheed Rabbani Education University in Kabul, Afghanistan, 11 September 2021. The United States envoy for peace in Afghanistan, Zalmay Khalilzad, on 11 September, thanked the Taliban and the Government of Qatar for their cooperation in the evacuation of some 250 foreigners from Afghanistan. The Taliban took control of Kabul on Aug.15, marking the conclusion of the takeover of the country by the Islamist group. (Afganist·n, Estados Unidos, Catar) EFE/EPA/STRINGER

Los talibanes expulsaron de sus filas a más de 4.000 combatientes, en un proceso que continúa para purgar a sus fuerzas de seguridad de individuos acusados de diferentes abusos contra la población afgana, como denunciaron numerosos organismos.

La Comisión de Inspección y Escrutinio ha expulsado por ahora a 4.099 miembros “no aptos” del Ejército del Emirato Islámico, como se autodenomina el régimen talibán, “y el proceso continuará hasta alcanzar una situación ideal”, afirmó este miércoles a Efe el jefe de este comité, Latfullah Hakimi.

“El individuo que viola la privacidad de las personas, que está acusada de criminal y explota a otros en función de su animosidad personal, no tiene cabida entre las filas militares del Emirato Islámico”, aseguró Hakini, que remarcó que todo el que “viole la ley será expulsado por la Comisión de Inspección y Escrutinio”.

Esta comisión, que expande su labor por todo el país, cuenta con representantes de los servicios de inteligencia y el Ministerio de Interior, y está encabezado en cada provincia por el jefe regional de los servicios de inteligencia.

Hakini detalló que el proceso de expulsión se basa en un listado de acusados, de los cuales primero se recopilan datos, luego se verifican y, si se confirma el abuso, se expulsa al individuo.

Las acusaciones de abusos, sobre todo contra miembros de la Administración anterior, se han multiplicado desde la llegada de los talibanes al poder el pasado 15 de agosto, a pesar de que públicamente, altos rangos de los fundamentalistas han anunciado una amnistía general para los funcionarios ligados al antiguo Gobierno.

Precisamente el Ejecutivo talibán negó este lunes las supuestas acusaciones de la ONU de haber cometido asesinatos extrajudiciales de un centenar de exfuncionarios y colaboradores de las fuerzas de seguridad del depuesto Gobierno afgano.

“No hay permiso para torturar a ningún miembro del gobierno anterior” y si alguna muerte se produce motivada “por odio personal, lo investigamos y sancionaremos al autor de la acción”, habían subrayado esta semana a Efe los islamistas.

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) aseguró a principios de enero en su informe global que, a medida que los talibanes fueron tomando el control del país, se “llevaron a cabo asesinatos de venganza de al menos docenas de exfuncionarios y personal de las fuerzas de seguridad”.

Grupo Metro

Related post