Organizaciones de NY “toman la palabra” a Biden impulsando fórmula para mejorar el cuidado infantil

 Organizaciones de NY “toman la palabra” a Biden impulsando fórmula para mejorar el cuidado infantil

Gran mayoría de neoyorquinos consideran una prioridad que se creen más guarderías asequibles para la clase trabajadora. La aprobación de una ley estatal se perfila como una solución

El Presidente Joe Biden en su primer discurso sobre el Estado de la Unión tocó teclas que removieron algunas luchas históricas de la clase trabajadora de Nueva York. 

Cuando en su alocución, el mandatario puntualizó que “ninguna familia debería gastar más del 7% de su presupuesto anual en cuidado de sus niños”, de inmediato en la Gran Manzana se activaron organizaciones que luchan contra la pobreza, y que al calor de la pandemia, han puesto sobre la mesa el demoledor impacto que tiene para miles de neoyorquinos no poder cubrir el costo de guarderías.

Pero sobre este tema ubicado en la balanza por el mandatario nacional, algunas coaliciones más allá de los discursos, tienen algunas fórmulas de alivio a un “mal” agudizado por la crisis de salud pública.

 

Mientras el plazo para aprobar el presupuesto estatal 2023 vence el próximo 31 de marzo, portavoces de organizaciones como Robin HoodEd Trust – NY, el grupo Little Leaders y All Our Kin que abogan por guarderías para los más pobres, aprovecharon que el presidente Biden subrayó en su discurso esta “prioridad nacional para vencer la inflación”,  para alzar la presión al gobierno estatal y a los legisladores de Albany, para que actúen en esta misma dirección.

La semana pasada estas coaliciones recordaron los impactos que tendría la aprobación del anteproyecto de Ley de Cuidado Infantil para el Aprendizaje Temprano, introducido en diciembre pasado en la Asamblea Estatal.

De acuerdo con algunos cálculos, la aprobación y puesta en marcha de esta iniciativa, tiene el potencial de sacar de la pobreza a unos 84,000 neoyorquinos en los próximos años.

 

“Invertir en el cuidado infantil impulsaría nuestra recuperación económica y sacaría a decenas de miles de nuestros vecinos de la pobreza, en otras palabras, es una inversión en nuestro futuro”, dijo el director ejecutivo de Robin Hood, Richard R. Buery.

El proyecto de ley, presentado por la senadora estatal colombo-estadounidense Jessica Ramos y la asambleísta Sarah Clark, ampliaría la elegibilidad para el cuidado infantil totalmente subsidiado a las familias que ganan hasta el 400 por ciento de la línea de pobreza federal, o $106,000 al año para un hogar de cuatro personas. .

Las familias de mayores ingresos, también serían elegibles para la atención subsidiada, pagando una tarifa de escala móvil, pero nunca más del 7 por ciento de sus ingresos, según la legislación.

 

Una receta contra la pobreza

De acuerdo con un balance realizado el Centro de Política y Pobreza de la Universidad de Columbia, la puesta en práctica de esta norma, significaría una gran diferencia con la realidad actual del cuidado infantil de la ciudad, donde el costo de la guardería para un bebé equivale a un tercio del salario anual de un padre soltero, que trabaja a tiempo completo, por un salario mínimo.

Según el análisis compartido por la organización Robin Hood y Columbia, si el estado implementara los cambios de esta iniciativa legal, reduciría la tasa de pobreza de Nueva York en un 2.7 por ciento y la pobreza infantil en un 12 por ciento. Además, aumentaría los ingresos de 1,2 millones de familias en todo el estado, incluidas más de 900 mil familias con niños menores de 3 años que verían aumentar su salario promedio en $2,100 al año.

 

También el pasado mes de febrero, Robin Hood encargó a HarrisX y FKDK una encuesta en  todo el estado que incluyó a 2,132 votantes registrados: 62% de los neoyorquinos urgen más inversión en cuidado infantil, mientras que el 26% se opone.

“Esta política es un clamor en todo el estado. Debemos enfocarnos en reinventar nuestro sistema de cuidado infantil roto, para que todos los niños cuenten con sitios asequibles y de alta calidad”, demostró Buery.

Familias desesperadas

 

Por su parte, la trabajadora de cuidado infantil y propietaria de Little Leaders Group Family Day Care en El Bronx, Shanette Linton, compartió su experiencia: “Las familias están desesperadas por nuestra atención y nosotros estamos desesperados por salarios dignos”.

La propuesta legislativa Cuidado Infantil para el Aprendizaje Temprano, adicionalmente propone ajustes salariales a los trabajadores de guarderías. A esta fuerza laboral en Nueva York se les paga un promedio de $15.14/hora y $31,500/año, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU.

Esta iniciativa que apenas acaba de ser presentada en la legislatura estatal, también garantizaría que los cuidadores de niños, quienes al igual que los asistentes domiciliarios están abandonando sus trabajos por los bajos ingresos, reciban al menos un pago de $45,000 al año.

 

¿Qué esperar de los presupuestos en NY?

  • En su anteproyecto de presupuesto del 2023, el alcalde Eric Adams propuso inyectar más fondos a programas sociales que propicien la creación de más guarderías para garantizar la vuelta al trabajo de las madres.
  • Para este objetivo el mandatario municipal propuso $25 millones en su plan de gastos para una reducción de impuestos para los propietarios que reacondicionan sus edificios para espacio de cuidado infantil, y otros $25 millones para cubrir los créditos fiscales, para empresas que ofrecen cuidado infantil gratuito o subsidiado a los trabajadores.
  • La propuesta del plan de inversiones de la gobernadora Kathy Hochul para el venidero año fiscal propone invertir $75 millones en fondos de estímulo federal para apoyar a la fuerza laboral de cuidado infantil y aumentar los salarios de los trabajadores.

Mujeres pobres sin opciones:

  • 41% de las mujeres con niños entre 25 y 54 años de Nueva York tuvieron en 2021 complicaciones para conseguir empleo con base a un informe del Citizens Commitee for Children.
  • 55% informaron que aún encontrando una opción de empleo, no pueden tomarlo, porque los costos de una guardería o de los cuidados infantiles se devoraría sus ingresos.
  • 37% de las madres de comunidades de color tuvieron trabas para completar el pago de todas las facturas durante los meses más duros de la pandemia.
  • 29% de las madres consultadas tuvieron que cortar horas en su trabajo.
  • 16% se vio obligada a abandonar sus puestos para poder cuidar a sus hijos.
  • 19% decidió no buscar opciones laborales por la limitación de no tener quién cuidara a sus hijos

Grupo Metro

Related post