Según Cerruti, Cristina no le respondió al Presidente tras los ataques a su despacho

 Según Cerruti, Cristina no le respondió al Presidente tras los ataques a su despacho

Sin embargo, la portavoz aclaró que la relación personal no afecta a la relación política.

La vicepresidenta, Cristina Kirchner, no respondió el mensaje que le había enviado el presidente Alberto Fernández para solidarizarse con ella tras el ataque a pedradas contra su despacho del Senado.

Así lo confirmó la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en conferencia de prensa en Casa Rosada.

«El Presidente de la Nación le envió un mensaje al secretario privado (de Cristina Kirchner) y a la vicepresidenta mientras estaban sucediendo los hechos» violentos en las inmediaciones del Congreso durante el tratamiento del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Diputados, señaló la vocera.

Ante los pedidos de clarificación por parte de los acreditados en Balcarce 50, Cerruti precisó: «No, no tuvo respuesta».

Se trata de la primera declaración pública sobre la relación entre el mandatario y su vice, que, parece, está más distante que nunca desde el comienzo de la gestión del Frente de Todos. Sin embargo, la portavoz aclaró que la relación personal no afecta a la relación política.

«Las relaciones personales son personales y las políticas son otra cosa, la coalición se mantiene unida dando las batallas que debemos dar», declaró.

«Somos una coalición que tiene diferentes miradas internas sobre los temas, avanzamos convencidos de que la unidad no sólo del Frente de Todos sino de todos los argentinos es fundamental en este momento. Sobre relaciones personales no comento, las relaciones políticas entre el Presidente, la vice, el Senado y Diputados están armoniosas y llevándose adelante», profundizó.

Desde el entorno de Cristina Kirchner también admitieron que no hubo respuesta al mensaje, pero aclararon que la relación entre ambos es «normal».

De todos modos, la vicepresidenta y los dirigentes que la acompañan entienden que el Presidente debería haber repudiado el suceso de manera pública.

A pesar de la interna, desde el Gobierno aseguran que el quiebre en la relación personal de sus principales figuras no afecta en nada al desarrollo político de la coalición. «No afecta la gobernabilidad», respondió la portavoz al ser consultada por las posturas contrapuestas entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En las últimas semanas, el fuego cruzado entre funcionarios kirchnerista y «albertistas» fue en aumento y tuvo como protagonistas al secretario general de La Cámpora, Andrés «Cuervo» Larroque, y al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, por el posicionamiento público del Gobierno ante los ataques al Congreso.

A su vez, el hermetismo de La Cámpora y su voto en contra del acuerdo con el FMI es otro de los factores que atraviesan al Frente de Todos y que desnuda su crisis.

A pesar de contar con los votos garantizados para el tratamiento en el Senado, aún no se sabe a ciencia cierta qué harán la vicepresidenta y los senadores que la respaldan durante la sesión y después de la aprobación de la iniciativa. De lo que hay certezas es que dentro de la coalición oficialistas las cosas están más tensas que nunca.

Grupo Metro

Related post