Un año después del golpe en Myanmar, el Consejo de Seguridad de la ONU respalda la ‘voluntad del pueblo’

 Un año después del golpe en Myanmar, el Consejo de Seguridad de la ONU respalda la ‘voluntad del pueblo’

El Consejo de Seguridad de la ONU dijo el miércoles que estaba profundamente preocupado por el continuo estado de emergencia impuesto por el ejército en Myanmar e impulsó conversaciones para resolver la situación de acuerdo «con la voluntad y los intereses de los personas.»

En una declaración acordada por consenso para conmemorar el aniversario del golpe de estado del 1 de febrero, el consejo de 15 miembros pidió nuevamente la liberación de todos los que siguen detenidos arbitrariamente, incluidos la líder de Myanmar, Aung San Suu Kyi, y el presidente Win Myint.

El golpe en Myanmar desencadenó huelgas y protestas que provocaron la muerte de unos 1.500 civiles en represiones y la detención ilegal de unos 11.800, según cifras de la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad pidió el fin de toda violencia en todo el país y la protección de los civiles.

«Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron su profunda preocupación por la violencia reciente en el país y expresaron su alarma por el gran número de desplazados internos. Condenaron los ataques a la infraestructura, incluidas las instalaciones de salud y educación», dijo.

La declaración también repitió el llamado del consejo «para la continuación del diálogo con todas las partes involucradas y la reconciliación de acuerdo con la voluntad y los intereses del pueblo de Myanmar».

La junta de Myanmar enfrenta ahora la resistencia armada de milicias y rebeldes de minorías étnicas aliados con un gobierno en la sombra.

Información de Michelle Nichols; editado por Grant McCool

Grupo Metro

Related post